GUIA RITE


MANTENIMIENTO Y USO DE LAS INSTALACIONES.

GENERALIDADES

Todas las instalaciones térmicas, tanto existentes como nuevas deberán seguir un programa de mantenimiento y unas condiciones de uso que implican tanto a la propiedad y usuarios, como a las empresas mantenedoras

NUEVA FILOSOFÍA EN CUANTO A SUPERVISIÓN.

y técnicos titulados responsables. La IT.3.1 contiene las exigencias que deben cumplir las instalaciones térmicas con el fin de asegurar que su funcionamiento, a lo largo de su vida útil, se realice con la máxima eficiencia energética, garantizando la seguridad, la durabilidad y la protección del medio ambiente.

MANTENIMIENTO Y USO DE LAS INSTALACIONES TÉRMICAS (IT 3.2).

Hay una serie de procedimientos en torno a la instalación térmica que garantizarán el cumplimiento del RITE en toda la vida útil de la instalación. En el último apartado resumen se detallan los listados de procedimientos.

PROGRAMA DE MANTENIMIENTO PREVENTIVO

El programa de mantenimiento preventivo consiste en una serie de actuaciones obligatorias a realizar en todas las instalaciones, sea cual sea su potencia (este dato influye en la periodicidad) con el objeto de prevenir fallos con antelación a su desenlace. En la tabla adjunta se relacionan las operaciones que como mínimo hay que realizar. Es lo que en el sector se suele llamar

MANTENIMIENTO “LEGAL”.

Deben adicionarse aquellas operaciones que se precisen ya que es responsabilidad del mantenedor autorizado o del director de mantenimiento, cuando la participación de este último sea preceptiva, la actualización y adecuación permanente de las mismas a las características técnicas de la instalación. Para instalaciones de más de 70 kW es muy recomendable emplear la Guía Técnica sobre Mantenimiento de Instalaciones Térmicas, que es un Documento Reconocido disponible en la página web del Ministerio competente.